Tag Archive: luis guillermo solís


Captura de pantalla 2015-05-10 a la(s) 19.54.08

siguenos

Por: Enrique Rivas Leyva

Paralelo  al clásico del fútbol nacional que se jugaba, el Gobierno lanzó la cadena nacional del presidente Luis Guillermo Solís donde habla sobre la evaluación de su primer año como mandatario de Costa Rica. En los casi cinco minutos, Solís indica que tienen una ruta clara y que será el norte de su administración para los objetivos planteados en el Plan Nacional de Desarrollo presentando en noviembre del 2014.

“Lo vamos a hacer mucho mejor en el segundo año”, afirmó el mandatario durante la cadena, y a la vez es una respuesta complaciente hacia las críticas que ha tenido su primer año de Gobierno. Solís aseguró que uno de los principales retos ha sido el tema del déficit fiscal, sin tener un consenso en este momento.

Los tres principales punto que planteó durante su mensaje fue: impulsar el crecimiento económico y generar empleos de calidad, reducir la pobreza y la desigualdad, y  tener un Gobierno abierto y transparente. Esto último ha llegado a ser un punto de discusión ya que las contradicciones y escándalos presentados por parte de su gabinete ha llevado a ser juzgado por diversos sectores del país.

¿Cree usted que la administración de Solís logrará levantar la dañada imagen que ha tenido en este primer año de mandato? Lo averiguaremos en el 2016.

A continuación el mensaje completo del mandatario:

Anuncios

Captura de pantalla 2014-04-06 a la(s) 21.05.04

 

siguenos

 

 

Por: Enrique Rivas Leyva

Luego de realizar un proceso de segunda vuelta electoral, el candidato del Partido Acción Ciudadana (PAC) logró ganar las elecciones y se convierte en el nuevo presidente de Costa Rica. Con un 77% de votos obtenidos, equivalente a casi el millón y medio de votantes, el candidato superó a su contrincante Johnny Araya quien llegó apenas al 22.1% de la elección.

Solís se convertiría en el primer candidato a la presidencia en lograr, de manera histórica, obtener la cantidad de votos con los que ganó en esta segunda ronda electoral.

Por su aparte, el candidato Johnny Araya dijo en un discurso en su casa de campaña que aceptaba la derrota y buscaría trabajar y ser apoyo del grupo de diputados que integrará la Asamblea Legislativa.

El gane del PAC sería el fin del bipartidismo político en Costa Rica, luego de que por casi más de 60 años los líderes hayan sido del Partido Liberación Nacional y el Partido Unidad Social Cristiana.

Screenshot_3

siguenos

 

 

Por: Enrique Rivas Leyva

Peleas, trapos sucios, dichos, etiquetas y más… Eso ha sido la campaña electoral, que llegó a su fin, para definir nuestro próximo gobernante del periodo 2014-2018. Y cada vez que inicia esta etapa los sentimientos de todos afloran y se sienten atacados, aludidos y victimizados, pero esto va más allá. Aunque no se trata de incidir en el voto de alguien, este mensaje tiene un único fin.

Si bien es cierto diversas instituciones y empresas han tratado de brindar la mayor cantidad de opciones para que la gente se informe, mucha tela hay que cortar. Si empezamos por los debates, más de uno quedó debiendo.

Entre los principales, y los que dieron más de que hablar, está el del Tribunal Supremo de Elecciones. Éste, en su posición neutral, invitó a los 13 candidatos a la presidencia a “debatir”, en dos días distintos. ¿Qué resultó? Un literal “plato de babas”. Casi una conferencia de prensa televisada donde no se defendía las propuestas e iban más rápido que la velocidad de la luz, sumado a las críticas en redes sociales por casi convertirlo en el extinto “Así es la vida” debido a la participación de la periodista Lizeth Castro.

Luego se tiró a pista Canal 9, primerizo en este tema pero con la leve intención de sacar la cara al tener a la reconocida comunicadora Laura Martínez y el periodista Freddy Serrano. ¿Qué pasó? Los nervios los devastaron. Una mala administración del tiempo, confusión por parte de los moderadores, una alarma (casi lo más recordado) que indicaba que terminaban las intervenciones. Lo único rescatable, el canal – aunque es nuevo – logró que el hashtag #DebateCN9 llegara a cuarta posición de los Trending Topic en Twitter a nivel mundial.

El siguiente medio que se atrevió a convocar a los candidatos fue Extra TV Canal 42, organizando su “Debate del Pueblo”, transmisión que no pasó por pena ni gloria y no causó un impacto a nivel nacional, bien por el intento.

Se venía el que todos llamaban, el debate del año… y no fue así. Canal 7 quiso innovar en la implementación de un debate donde la mecánica casi era “todos contra todos”, o mejor dicho “tres contra tres”. La ausencia de un hilo conductor, y firmeza por parte del moderador, acribilló la transmisión logrando tener una pelea de gallos televisada. El gran error cometido por  la televisora fue dejar a la libre los espacios, in visibilizando a dos candidatos (Solís y Piza). Eso era casi “sálvese quien pueda”, mientras Araya, Villalta y Guevara se sacaban todos los trapos sucios posibles, Piza repasada su libro de dichos y Solís trataba de hacer intervenciones que lo dejaran como “el nuevo menos malo”. Al igual que el 9, lograron Trending Topic llegando a ser el tema número uno en esa noche.

Como última producción, el grupo Repretel (Central de Radios y Noticias Repretel) presentó un mejorado, conocido, y bien estructurado debate. Fueron tres horas donde tanto las redes sociales, como las intervenciones en pantalla, fueron protagonistas. Ya los cuatro principales candidatos iban más que estudiantes, no podían jugarse el chance de quedar mal en la transmisión más vista de la semana previa a las elecciones. Por mucho Repretel se lució, le sacó años luz de ventaja a su competidor canal 7, y presentó una fórmula entretenida y con contenido de valor. Lo bueno es que al final, sea uno u otro canal, la opción de tratar de informase siempre estuvo, si usted no quiso verlos ya es otra cosa.

Screenshot_7

Pero si de candidatos hablamos, muchas más líneas hay por escribir. Las tendencias en esta campaña electoral han sido atípicas, y más con el uso de las redes sociales. Johnny Araya y sus simpatizantes han tratado de no proyectar algo que es conocido, no tiene  el apoyo y el impacto que esperarían. No se si lo han notado, pero tanto Araya como sus seguidores cada vez que hablan de alguna idea deben de repetirla unas 4 o 5 veces para lograr explicar algo que, en buena teoría, no debería de ser complicado de entender. ¿O acaso que seguirán la conocida estrategia política “miente miente que algo quedará”?. Entre mis conocidos tengo gran cantidad de simpatizantes del PLN, pero yo espero que acabe la campaña electoral para una sola cosa: dejar de ver esos testamentos de ideas que publican en sus redes sociales para que termine poniendo #JohnnyPresidente, y todos volvamos a ser “amigos felices”.

Y continuamos. Es interesante como los simpatizantes del PAC se han volcado a creer que esta elección ahora si es “pan comido” (sacando el libro de dichos de Piza). Digo, el crecimiento abismal en dos semanas de Luis Guillermo Solís, en Facebook, y la cantidad de gente con los twibbon de “#MiVotoEsPAC”, en sus perfiles, les ha dado una esperanza de creer poder ganar. Pero la gente olvida que las redes sociales no son representativas al país, y no pueden pensar que tener un equis cantidad de seguidores con estos signos los hará ganar las elecciones “por goleada”. Acá definirán el voto esas zonas donde ver un debate no es lo principal, y dar “me gusta” o “share” a una publicación ni siquiera es tema del día. Esas zonas donde el llamado “hueso colorado”, tristemente, podría definir quién gobernará este país por los próximos cuatro años.

Por parte del Movimiento Libertario y de la Unidad Social Cristiana, no hay mucho que decir. Tienen simpatizantes, sí, pero a veces no pasan ni por pena ni gloria en sus cuentas. Aunque han tratado de ejercer una buena suma de simpatizantes digitales no han logrado, y ya no lo lograron, crear un vínculo fuerte en sus redes sociales.

Ya para ir cerrando, porque creo que este post se alargó más de lo pensado, quedan los seguidores del Frente Amplio, más conocidos como los “Villalta Lovers”. Esos seguidores, los mal llamados “chancletudos”, aunque conozco gente que no son catalogados así. Es interesante ver como tratan de disfrazar, si se pudiera ver de alguna forma, los ataques en contra de su partido etiquetando todo siempre con el mismo argumento. El cuento de “los mismos de siempre” aunque caló bastante en el público, por lo menos de redes sociales, dejó sin mayores argumentos al partido y sus simpatizantes. Claro está, la contradicciones entre el candidato y la presidenta del partido hizo flaquear a posibles votantes. Aunque algunos medios han tenido como objetivo principal exponer la parte negativa de este grupo político, otros han dado su posición y apoyan al 100% al candidato. Esto debería de ser así siempre, aunque sabemos que es una utopía.

Y es que el fin principal de este texto es uno solo, y no es incidir en su voto a como lo hacen las encuestas. Mas bien el objetivo es invitar a que por el contrario, no se dejen llevar por las encuestas. Eso es una muestra, o fotografía, en un momento y lugar dado. No se deje llevar por cual candidato tiene más seguidores, o cual reparte mas promesas incumplibles, o cual camina más por las calles, etc. Defina su voto por las propuestas, de candidatos, en las que se sienta identificado. Pero lo más importante, vote. Salga este 2 de febrero a votar por el candidato que quiera, pero hágalo. No deje la decisión en manos de otros para que en cuatro años se esté quejando por la mala labor del gobernante que esté en ese momento.

¿Es usted de los que se queja por el gobierno de Laura Chinchilla?, vaya este domingo y vote por el cambio que usted desee. Luego no se queje, porque al final si usted no vota será uno más del grupo de conformistas. Ese grupo que cree que publicando testamentos en sus redes sociales lograrán cambiar el rumbo del país. Ese grupo que piensa que porque es una decisión que no le afecta, no le importa. Pero le repito, este domingo vaya vote, por quien sea, pero vote. Porque luego, que pereza leer sus reclamos en las redes sociales.