Tag Archive: Liberia Mía


Por: Wender Ramírez

pavon

Carlos Pavón del Real España. Cortesía La Prensa de Honduras

El campeón nacional Liberia Mia no pudo defender su cómoda ventaja de tres goles en casa frente al Real España y cayó humillado 6 goles por cero, en el partido de vuelta realizado ayer en el estadio Olímpico Metropolitano de San Pedro Sula.

Desde el primer minuto de juego el conjunto catracho del Real España puso a sufrir a los pamperos, con tan solo 2 minutos de partido llegó la primera anotación concretada por el brasileño Douglas Matosso, al recoger un rechazo tras un disparo de Carlos Pavón que dio en el vertical.

El Real España siguió llegando al aérea pampera con un cierto grado de peligro y así fue, al minuto 18 cayó la segunda anotación marcada por el seleccionado hondureño Carlos Pavón.Los liberianos se vieron muy pausados en el terreno de juego, desde los primeros minutos salieron a defender su marcador de 3 a 0, se echaron atrás y sin ninguna llegada al marco defendido por el guardameta Marcelo Macías.

Fue un conjunto pampero irreconocible, totalmente diferente al que se vio en el Morera Soto, un equipo luchador, que atacaba minuto a minuto. En el segundo tiempo la historia fue la misma,  los dirigidos por “Primito” Maradiaga continuaron atacando fuertemente a los pamperos desde los primeros minutos y con tan solo 2 minutos (al 47 del tiempo corrido) cayó el tercer gol de los catrachos, obra de Marlon Peña, y así se empataba la serie 3 a 3.

Esto ya ponía a pensar mucho al técnico guanacasteco, Alain Gay Hardy, que empezó a mover sus piezas y envió a la cancha al volante Tirso Guio y el delantero Alejandro Alpízar, pero estas variantes no dieron su efecto.Al minuto 72 nuevamente el goleador Carlos Pavón anotó el cuarto gol que la daba así la ventaja al conjunto del Real España.

Los pamperos ya no podían defender más y jugar al error del rival, el equipo tenía que salir atacar a como diera forma para empatar la serie, y al minuto 77 llegó el primer y único remate de los liberianos en el partido por Víctor el “Mambo” Núñez pero el balón fue detenido por el guardameta Macías.

Dos minutos después el jugador liberiano Walter Chévez es expulsado, esto ponían fin a las esperanzas pamperas de empatar la serie.De la mano de Carlos Pavón cayó la quinta anotación del Real España al minuto 80, y el tercero personal en la noche para Pavón, que ahora así enterraba a los de la pampa. Pero el tormento liberiano no terminó ahí, al minuto 91 el brasileño Matosso marcó el sexto gol para los locales.

Con un marcador global de 6 a 3, Liberia Mia se despide tempranamente y humillado del torneo de la Liga de Campeones de CONCACAF.

Alineaciones

REAL ESPAÑA: Marcelo Macías, Eric Vallecillo, Carlos Palacios, Martín Abaurre, Marlon Peña, Andrés Morales, Óscar Bonilla, Elkin González, Carlos Pavón y Douglas Caetano.

LIBERIA MIA: Álvaro Mesen, Esteban Sirias, Pablo Salazar, Freddy Fernández, Harold Wallace, Michael Umaña, José Cancela, Walter Chávez, Willy Eras, Allen Guevara, Minor Díaz.

Por: Pbro Ronald Vargas

Liberia Mía, equipo Guanacasteco, quedó campeón nacional ante el Club Sport Herediano. Cortesía LiberiaMía.com

Liberia Mía, equipo Guanacasteco, quedó campeón nacional ante el Club Sport Herediano. Cortesía LiberiaMía.com

¿Y cómo no estar alegres en el jolgorio de la pampa liberiana? No es normal que un martes 26 de cualquier mayo invernal la gente de la Ciudad Blanca – que hoy se vistió de amarillo y negro – no pueda conciliar el sueño, por el zumbido melodioso de los constantes hui pipías, los llorones pitos, las melancólicas sirenas y las provocativas bombetas que no han parado de ofrecer un concierto descomunal desde que el árbitro, al filo de las 10 pm, dio el pitazo final del encuentro… “Liberia Mía” se convirtió de la noche a la mañana en el matagigantes del futbol, derrotó a la LIGA, anuló al ex campeón nacional SAPRISA y goleó en la final del campeonato a su hermano de la misma sangre empresarial SOTELA, el Club Sport Herediano.

Un equipo guanacasteco, de técnico francés, con jugadores de diversas regiones del país y folclóricos aficionados pamperos que con su alegre comparsa fueron rezando fervorosamente su rosario de goles, semana a semana, por todo el bendito territorio nacional. Los goles anotados por “la trilogía pampera” de Umaña, Chévez y Sirias sellaron un ascenso al Olimpo del campeonato de futbol que fue siempre constante, de menos a más, del anonimato al protagonismo, de la invisibilidad publicitaria al lugar privilegiado en todos los noticieros.

El novato del año, el pequeño Alen Guevara, al terminar el partido caminaba orgulloso, con una rosa en la mano, dando con su gesto sencillo un golpe bajo al tradicional machismo reinante en esta hacienda de sabaneros, que todavía tiene encarcelada en cuatro paredes y un fogón, mucho de la magia ancestral femenina. “El secreto de nuestro éxito fue trabajar muchísimo”, confesó el técnico francés Alain.

Y sin duda ese ha sido también el secreto que se esconde bajo los incontables edificios que hoy se imponen abusivamente en los lugares que antes reinaban los árboles, las montañas y las quebradas que ayer miraban plácidamente al mar: mucho trabajo y sudores hambrientos de peones nicaragüenses y guanacastecos mal pagados, y de empleadas domésticas explotadas, sin seguridad social, aguinaldos ni vacaciones, y con minúsculos salarios que en su muerte prematura no logran sobrevivir al final del enclenque mes familiar.

 “Esto es un sueño y no paramos de soñar”, adujo con voz pausada Mario Sotela, exitoso empresario y dueño del equipo “Liberia Mía” y de “África Mía”, sembrados en medio de nuestro “Guanacaste ajeno”, el Guanacaste “for sale”, el Guanacaste peón del turismo que ha desnudado sus pobrezas, corrompido sus políticos y prostituido sus recursos naturales. El sueño chorotega hoy no es más que una amarga diaria frustración.

La mansión guanacasteca, la de mayor lujo y opulencia de antaño a costa del sacrificio de su contorno natural, hoy deja florecer en su patio trasero poblados empobrecidos, donde familias de pescadores siguen siendo expulsadas de las costas de sus ancestros, al igual que las familias campesinas de su herencia y hoy apenas logran sobrevivir (1), azotados por el desempleo, la falta de oportunidades, la poca escolaridad, la explotación sexual y laboral infantil, la prostitución y las drogas… todas estas desgracias engordan, conforme madura como un incómodo divieso el desarrollo turístico…(2)

Todos los jugadores de futbol sin excepción naturalmente dedicaron el campeonato “a su familia, a su esposa, a sus hijos…” algo extrañamente extraordinario en una provincia donde en su mayoría las madres son adolescentes o solteras y la niñez come en las faldas de las reincidentes abuelas criadoras, sentada en la misma mesa junto a muchas primas y primos en el kindergarden familiar. La tierra firme del matrimonio en la pampa casi desaparece ante el virus pasajero de las uniones libres que aumenta desproporcionadamente.

Las viviendas hogareñas de esta provincia, modelo del desarrollo turístico nacional, continúan siendo las más pobres, deplorables y hacinadas del país (3). Al saltar victoriosos, con el llamativo PLATÓN que los acreditaba campeones del futbol, en un pequeño descuido al manipularlo, aquel símbolo de PODER y ORGULLO calló por el suelo, golpeando de camino la cabeza del veterano jugador Harold Wallace.

También veteranos cantones de nuestra provincia siguen siendo golpeados en sus cabeceras municipales por “platos llenos de dólares”, que alientan el culto de adoración que se rinde en las sesiones municipales a la inversión extranjera, por parte de regidores y alcaldes que manosean a capricho la administración del municipio y ceden el patrimonio comunal, facilitado en muchos casos por Planes Reguladores acomodados en favor de los inversionistas, concesiones cedidas a personas cuestionadas y adineradas y la complaciente evasión de impuestos que beneficia a los mismos de siempre.

Ya no cabe la menor duda: con el advenimiento del boom turístico a Guanacaste extrañamente se ha hecho evidente que, aunque se ha dado un mayor crecimiento económico, también a la vez se nota un menor desarrollo social, así lo afirman los especialistas del “Observatorio para el turismo sostenible en Guanacaste” (4). “Gracias a Dios, sobre todo”, dijo con sincera humildad el goleador William Sumsing, reconociendo la grandiosa ocasión que le tocó vivir, siendo esta la segunda vez que un equipo de futbol de la periferia logra el campeonato nacional, como hace poco más de veinte años lo había hecho Puntarenas…

Ojalá no fuera artificial la unidad regional que hoy mostramos en el Parque Central aclamando a un equipo victorioso que regresa trayéndose el bien más codiciado por la mafia futbolera meseteña… ¿Cuándo comerá Guanacaste el justo pedazo de pastel que le corresponde del presupuesto nacional? ¿Cuándo le meteremos los goles que se merecen esos mediocres equipos de politiquillos criollos donde siempre juegan los mismos, no sueltan la bola y sólo saben anotar a favor de la Meseta Central? ¿Cuándo despertaremos al Chorotega muerto y a la Princesa herida no para cantar de noche un GOL y de día ahogar nuestras penas en coyol, sino para dignificar esta tierra bendecida entre el río Tempisque, el volcán Tenorio y el espíritu aguerrido de Sardinal?

Según el censo del INEC para 1973, casi el 73% de la población de nuestra región chorotega se ocupaba en la agricultura o en la pesca; la Encuesta de Hogares del 2007 nos asegura que hoy sólo lo hacen el 20%.

2 Nos engaña los noticieros y las manifestaciones del ICT y del Gobierno al hacernos creer que hoy hay más y mejores empleos que antes en Guanacaste…cuando la realidad es que aumenta el desempleo y la proporción de la población no asegurada, pasando esta última a ser la mayor del país en el 2007 (un 23%).

3 En cuanto a viviendas en mal estado, de haber tenido el mayor porcentaje nacional en 1973 (alrededor del 18%), continuamos en el 2007 con el mayor porcentaje nacional (alrededor del 18%). Somos la región del país con mayor cantidad de viviendas hacinadas, porcentaje mantenido desde 1973 (42%) hasta el 2007 (8%).

Se le fue al Saprissa

Por: Enrique Rivas Leyva

Este fin de semana en el campeonato nacional sucedió algo que hace mucho tiempo no pasaba. El equipo nacional, Deportivo Saprissa, quedó eliminado de la competencia para ganar el campeonato.

¿Y quién lo hizo? Fue Liberia Mía, equipo guanacasteco, que descalificó a “los morados”. El equipo de la provincia del norte tendrá que verse la cara con el equipo Club Sport Herediano, algo también insólito.

Por mucho tiempo la finales, ya esperadas, eran Saprissa contra el equipo de alajuela La Liga, pero este año todo cambió, ya que por parte del equipo florense (Heredia) llevan 16 años sin llegar a una final.

Todo en familia. Mario Sotela es el actual dueño del equipo, Liberia Mía, el cuál lleva muy poco dentro del campeonato nacional. Por el otro lado, la señora Roxi Blen, dueña del equipo de Heredia es la madre de Sotela.

¿Final entre familiares? ¿Coincidencia o destino? Lo cierto esque esto rompe la racha de ver siempre los mismos equipos en la final.

¿Quñe opinas sobre este hecho? ¿Estás de acuerdo o no? ¿Qué opinas sobre el reclamo que está haciendo el deportivo Saprissa? Esperamos tus comentarios