tarjetas-de-creditos

siguenos

Por: Enrique Rivas Leyva

Monibyte se consolida en el mercado nacional como el medio de pago más seguro para controlar el uso que colaboradores y administradores de los recursos hacen en una empresa. Con esta herramienta se reduce significativamente la posibilidad de fraude interno o externo a la compañía.

Por ejemplo, los antisociales pueden robarle a un empleado su plástico –ya sea con chip o banda- y este no se podrá usar en países o por montos que la empresa no haya autorizado de previo. Incluso se tiene la posibilidad de evitar que sea usada en comercios no identificados de previo.

El Subgerente General de Banco LAFISE y creador de Monibyte, Mario Hernández, explica que “es necesario evolucionar a este tipo de administración de los recursos mediante la cual protegemos a la empresa y evitamos que se abran portillos por los que es posible abusar de ciertos pagos o de caer en peligro de fraude”.

Según datos del Ministerio de Economía Industria y Comercio (MEIC), actualmente en Costa Rica circulan 384 tipos de tarjetas que responden a distintas necesidades de las empresas y personas. Eso representa que en enero 2015, se contabilizan1.817.845 plásticos.

Monibyte se ha convertido, en su primer año de creación, en un aliado para empresas en las que el pago de viáticos llega a niveles altos. En muchas compañías se gira efectivo para ese fin y en el caso de las tarjetas se usaban varias de manera que se pudiera controlar.

Algunos de sus beneficios:

  • Inmediatez: Puede acceder a esta herramienta desde su computadora ó dispositivo móvil y personalizar los parámetros de sus tarjetas de crédito, todo con un solo click, con los mayores estándares de seguridad financiera y contable.
  • Restricciones de uso: Es posible autorizar o restringir pagos en diferentes comercios, horarios, países y cantidad, ya sea en transacciones físicas, electrónicas y compras virtuales.
  • Límite de crédito por tarjeta: Como administrador de la plataforma, podrá asignarle un monto máximo de crédito a cada usuario y tendrá la posibilidad de aumentarlo o disminuirlo en el momento que su colaborador lo requiera sin necesidad de llamar a la entidad bancaria.