Imagen con fines ilustrativos.

 

siguenos

 

 

Por: Enrique Rivas Leyva

La idea de desarrollar innovaciones en medicina regenerativa, por medio de la utilización de sangre o grasa subcutánea, ha llevado a trabajar de manera multi disciplinaria a tres científicos para lograr resultados novedosos en sus áreas. Este equipo de trabajo se conforma de un microbiólogo, una dermatóloga y una biotecnóloga, que desarrollan investigaciones en conjunto para explorar nuevos campos de la medicina.

“Durante mi trabajo de graduación mi tutor me recomendó aliarme con un microbiólogo, para desarrollar una investigación sobre el plasma rico en plaquetas, el cual es un producto celular de la sangre. Luego nos dimos cuenta que necesitábamos expertos en el tema de la estimulación celular, y fue cuando conocí a varios especialistas biotecnólogos del país, con los cuales actualmente estoy trabajando” indicó la doctora Karla Arias, quien es dermatóloga de la Clínica Dertmatológica dermiKa y forma parte del equipo de trabajo.

La idea de este grupo es lograr crear, en un plazo de cinco años, ser uno de los primeros centros médicos privado en ofrecer “Terapia Celular” en el país. Este proceso de trabajo en conjunto logra crear variados e innovadores tratamientos tomando células del propio paciente, extraídas de la sangre o de procesos subcutáneos, para reparar tejidos como la piel, o tratar diversas enfermedades en músculo y hueso.

“La Academia Americana de Dermatología publicó estudios sobre la terapia celular derivada de la sangre llamada Plasma Rico Plaquetas, utilizado para la disminución de la caída del cabello por la inflamación del folículo. Actualmente hay una fuerte investigación en otros tratamientos celulares, como la mezcla del Plasma con células extraídas de la grasa subcutánea, ya que se ha encontrado que es útil en la curación de úlceras para diabéticos, regeneración de piel quemada o irradiada, regeneración de músculo, cartílago y hueso, así como el mejoramiento en la cicatrización de cirugías” indicó Arias.

Uno de los beneficios de los tratamientos celulares, es que se ha descubierto que existen células capaces de estimular a otras células a regenerarse. Esto quiere decir que su uso para reparar tejidos dañados es altamente efectivo y que al ser células extraídas del mismo pacientes, no tendría efectos alérgico ni secundarios con su uso.

“Para estimular la grasa que se obtiene de una liposucción se necesita contar con el entrenamiento y el equipo necesario, pero la mayor limitación es el desconocimiento que tienen los médicos actualmente sobre el tema. No se trata solo de tomar la sangre y la grasa de un sitio para inyectarla nuevamente en otro. Los cuidados en la manipulación de cada etapa del proceso en la creación de un producto biológico de este tipo es fundamental para su efectividad.” afirmó la especialista.

Según los especialistas, al día de hoy los estudios publicados sobre la medicina regenerativa presentan resultados muy prometedores pero es necesario continuar investigando.

Anuncios