• Millones de dólares que no amortiguan el sufrimiento y las perdidas
  • Naturaleza no distingue color, nivel socioeconómico, género ni edad

 Por: Marcela Ayub

 ¿Cuál país del mundo no ha vivido una catástrofe? Desde el país más rico hasta el más pobre, han visto desaparecer trozos de su territorio y morir a miles de sus compatriotas, es por estos desastres sobrenaturales que el ser humano se da cuenta que sin importar fronteras somos igual de vulnerables a la tragedia.

 El 8 de enero del 2009 Costa Rica vivió en carne propia la fuerza de la naturaleza, el terremoto de Cinchona, un año después Haití perdió miles de vidas en el terremoto de Puerto Príncipe ocurrido el 12 de Enero de 2010, posteriormente Chile fue víctima de uno de sus característicos sismos con epicentro en Curanipe y Cobquecura el pasado  27 de febrero del presente año, este último amenazó con destruir Hawai, quienes el 28 de febrero activaron sus alarmas de tsunami.

 Como es de esperar las personas con menos recursos económicos son los mayores perjudicados, sin embargo, todos aquellos económicamente acomodados no fueron inmunes al poder de la naturaleza.

 Por una catástrofe el mundo redescubre países olvidados

         Los medios de comunicación juegan un papel importante en la cobertura noticiosa de los sucesos a nivel internacional, el mundo se entera en segundos de las tragedias, lo que inmediatamente genera movimientos de ayuda desde lugares a miles de kilómetros del desastre.

             Como era de esperarse, Costa Rica, Chile, Haití y Hawai obtuvieron la mirada del mundo. Tanto en canales nacionales como cadenas internacionales informaron sobre el detalle de la desgracia y mantuvieron cobertura de 24 horas los primeros días.

             A través de los diferentes medios de información de los países que se unieron a contribuir con éstas causas, le permitieron a la audiencia colaborar y darle una luz de esperanza a las regiones y personas afectadas.

             Pero, ¿Fue suficiente la cobertura que brindaron los medios de comunicación?, ¿Necesitan hoy día, cobertura de información las regiones y víctimas de las catástrofes?, ¿Será riesgoso económicamente para un medio de comunicación seguir cubriendo una noticia la cual sobrepasa las 72 horas de sucedida?

             Parece que para éstas personas y regiones no es suficiente, porque aún hoy requieren de ayuda, pero lamentablemente,  para los medios de comunicación ya no es una noticia rentable.

             Falta de publicidad, anunciantes o simplemente olvido tanto de las personas como de los medios de información a nivel nacional podrían ser una de las causas por las cuales baja la cobertura después de 3 días de emitida la noticia.

             Esto invita a reflexionar sobre el impacto que tienen los medios de comunicación en cualquier ámbito, especialmente humanitario y, deja la triste realidad de que llegado el momento, en el cual el medio deje de cubrir la tragedia, ésta región o país deja de existir para el mundo.

Anuncios