Por: Enrique Rivas Leyva

Hoy diferentes medios publican que la platina del puente sobre el río Virilla volvió a fallar y da un resultado de cuatro reparaciones incompletas realizadas por el Consejo Nacional de Vialidad, CONAVI, y la empresa adjudicada, Grupo 10. El día de ayer se estaba “inaugurando” a las 5am la nueva placa que sería el arreglo de las presas que se crearon en semanas pasadas.

A mediodía el trabajo realizado por Grupo 10, empresa contratada, no duró ni un día completo. Cortesía La Nación

A mediodía el trabajo realizado por Grupo 10, empresa contratada, no duró ni un día completo. Cortesía La Nación

¿Que pasó? 7 horas mas tarde los arreglos realizados quedaron peor a como estaban antes, ya que se había resquebrajado todo el trabajo realizado. Los materiales utilizados dejan mucho que desear, en este momento salen muchas preguntas al aire ¿De que calidad es el material que utilizan? ¿Porqué tante insuficiencia por parte de la empresa encargada? ¿Cuantos otros millones se deberá pagar par obtener un buen trabajo?

Parece que, a como lo dijeron en alguna ocasión, están pegando con cinta adhesiva estas reparaciones. Por su parte la Ministra de Transporte, Karla González, dice que no existe ninguna injerencia después de cuatro intentos fallidos y que además no se realizarán investigaciones pertinentes con respecto al tema.

En este momento es cuando uno se da cuenta de la ineficiencia de algunos ministerios del país, ya que se observa el conformismo, ó, si es el caso launa mala adjudicación a una empresa que no tiene conocimientos sobre construcción.

Pero, ¿quién está detras de esto?

La firma encargada de realizar la reparacion es Grupo 10, empresa que debe encargarse de entregar un buen trabajo. Jorge Vargas, de la firma importadora, asegura que el producto utilizado no debió fallar y que tomaron muestras de este material desprendido para ser analizado en laboratorios de Estados Unidos.

Esto significa que las cuatro veces han tomado muestras y aún siguen con los mismos problemas, me parece que es algo de ineficiencia de la empresa además de las autoridades de gobierno. Con la excusa de que se estaba probando el material utilizado podrían producirse diferentes accidentes, que como siempre los perjudicados no son los altos jerarcas sino el pueblo costarricense.

Anuncios