Por: Matin A. Fernández Borge                                                                                            

Cortesia: www.noticr.wordpress.com

calidadAhora que es común que los medios informativos y los encargados de la salud nos recomiendan que hagamos ejercicio para una mejor calidad de vida.

Nos encontramos con varias situaciones que no nos permite  obedecer tan excelente consejo:

 1-Para asistir a un gimnasio de los muchos que han proliferado hoy en día, debemos cubrir  su alto costo.

 2-Realizar natación, no tenemos opciones, solo en un lugar privado con su costo respectivo.

 3-Tener el valor de montarse en una bicicleta y salir a la carretera ante la falta de ciclo vías, con la probabilidad  de ser atropellado por un loco del volante o simplemente para ser bajado de ella en forma violenta.

 4-Otra opción sería la que apasiona a la gran mayoría de los costarricenses el fútbol, pero en que lugar si ya prácticamente no existen canchas abiertas para desarrollar esta disciplina, al menos que de nuevo acudamos a la empresa privada y alquilar las canchas de fútbol 5 con su respectivo costo.

 5-La única alternativa más viable pareciera ser la de salir a caminar, trotar o correr, pero de nuevo nos encontramos con la disyuntiva ¿en dónde?, si realmente no existen lugares públicos adecuados para esto.

 No quedando otra opción  que lanzarnos a las calles, sí a las calles aunque parezca lo más peligroso en estos momentos.  ¿Porqué a las calles?, simplemente porque no hay aceras idóneas para casi ni caminar. Son muchos los obstáculos a los que nos tenemos que enfrentar para lograr esta simple acción, entre los cuales tenemos:

 1-Vehículos estacionados sobre las mismas.

 2-Propiedades en donde algún día hubo acera, en total estado de abandono.

 3-Propiedades donde sus dueños no cumplen con lo que dicta la ley, de construir aceras.

 4-Propiedades en remodelación y que optan por depositar los materiales de construcción sobre las aceras.

 Aquí es donde cabe la pregunta ¿Y qué de la normativa jurídica al respecto?.

 Acudimos a lo que reza el CODIGO MUNICIPAL en su Artículo 75.-De conformidad con el Plan Regulador Municipal, las personas físicas o jurídicas, propietarias o poseedoras, por cualquier título, de bienes inmuebles, deberán cumplir las siguientes obligaciones:

 a) Limpiar la vegetación de sus predios ubicados a orillas de las vías públicas y recortar la que perjudique o dificulte el paso de las personas.

 d) Construir las aceras frente a sus propiedades y darles mantenimiento.

 e) Remover objetos, materiales o similares de las aceras o los predios de su propiedad que contaminen el ambiente u obstaculicen el paso.

 g) Abstenerse de obstaculizar el paso por las aceras con gradas de acceso a viviendas, retenes, cadenas, rótulos, materiales de construcción o artefactos de seguridad en entradas de garajes.

 Si para nosotros los que gracias a Dios nos encontramos en óptimas condiciones de salud, como será para aquellas personas en estado avanzado de edad, y aquellas que presenten algún grado de discapacidad, la normativa jurídica, nos lleva a LEY No 7600,  LEY IGUALDAD DE OPORTUNIDADES PARA LAS PERSONAS CON DISCAPACIDAD, en su artículo 41.

 Sí existe normativa jurídica al respecto, pero como sucede en este bendito país, hay leyes para todo, pero que se cumplan es otra cosa.

 Así que aquellas personas que no cuenten con los medios económicos suficientes tendrán poca o ninguna oportunidad para mejorar su calidad de vida.

Anuncios