Por: José Daniel Fernándezigle

Curridabat es una zona privilegiada… sino que lo digan nuestros vecinos del Oeste, que sufren horas de horas para desplazarse hacia el centro de la ciudad.

Su ubicación geográfica lo ha convertido en un punto estratégico para vivir, hacer negocios, estudiar… en fin, hacer vida citadina. Y esa es una de sus ventajas competitivas.

Quien quiere acceder a territorio curridabatense tiene varias formas de hacerlo, debido a que se ubica en el “corazón” del Este de la capital: el casco central josefino, Desamparados, San Pedro de Montes de Oca y la Unión de Tres Ríos.

El cantón tiene la particularidad de que se desplazan cientos de habitantes de otras partes del país, en los diferentes medios de transporte y por los cuatro distritos: Curridabat, Granadilla, Sánchez y Tirrases.

“A cada rato paso por Curridabat para ir a dejar clientes de otras zonas, me queda de camino para muchos destinos”, dijo el taxista Alberto Mora.

De hecho, el parque de Curridabat es una “parada” de decenas de taxistas, quienes saben que desde ese lugar, se pueden desplazar fácilmente a muchas ubicaciones, cada vez que reciben una llamada de servicios.

 Lugar privilegiado

Curridabat es habitado por más de 70 mil personas, la mayoría mujeres. El distrito de Curridabat  es el que posee la mayor cantidad de habitantes con cerca de 40 mil personas y el distrito de Sánchez el que tiene menos con 3500, esto según datos del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC).

Los distritos de Granadilla y Tirrases destacan por su alta densida de población, considerada una característica positiva en el lenguaje de los planificadores urbanos modernos. Es decir, en ambos distritos, brilla el potencial.

La cercanía de nuestra pequña ciudad al centro de la capital, a sólo 7.5 km al este, ha hecho al cantón un lugar predilecto para el asentamiento de residenciales, centros comerciales y educativos, así como oficinas y sitios de entretenimiento.

Se convirtió en una zona especializada en Industria, Comercio, Bienes y Servicios.

“Es un cantón  pequeño que tiene de todo, que ha pasado de un uso industrial a un gran eje de desarrollo comercial y de servicios. Ha venido trabajando muy bien en la actualización del plan regular para así tener una propuesta regional homogénea”, dijo Tomás Martínez, de PRUGRAM (Desarrollo Urbano GAM)

Según Martínez, el cantón al igual, que otros que se ubican en la periferia de San José, ha absorbido el crecimiento de la población en los últimos años, según resultados entre el censo de 1984 y el año 2000.

Cada día se incrementan las construcciones y remodelaciones de comercios y más recientemente de bancos estatales y privados.

Un desarrollo que permitió “desahogar” el desarrollo caótico en que cayó la capital y brindar un servicio más cómodo y cercano a las zonas residenciales.

“Es un muy buen punto para la venta de carros, la calle es muy transitada y tiene mucho movimiento a diario. Es una gran zona comercial”, explicó Rafael Pérez, encargado de la venta de vehículos de lujo, PZ MOTORS, un negocio recientemente establecido en el cantón.

Y al igual que estos comerciantes, más de 2000 empresas se han establecido en el cantón bajo la misma premisa: Curridabat es un cantón accesible. Un buen lugar para la prosperidad.

Anuncios