Por: Enrique Rivas Leyva

Después de las diferentes notas que se realizaron con relación al accidente que tuvo el presentador de televisión,

El presentador fue detenido por la policía para no ser golpeado por la gente. Cortesía Diario Extra

El presentador fue detenido por la policía para no ser golpeado por la gente. Cortesía Diario Extra

Alejandro Rueda, el país vuelve a la calma.

Una trifulca de comentarios iban y venían, que si estaba borracho, que si quiso escapar por el primero atropello, entre muchos otros. Lo cierto es que un bajonazo de azúcar fue lo que ocasionó el accidente múltiple.

Si bien es cierto todos los medios cubrieron esta noticias, por ser una personalidad pública, muchos periodistas por la rapidez de la noticia no se informaron bien, y fueron los primeros en decir que el presentador se encontraba en estado etílico, cuando no era cierto.

El principio de la veracidad es lo fundamental en todas las noticias, ya sean en el campo político, deportes, espectáculos o algún otro campo y esto siempre se tiene que cumplir. Más aún en el campo de la televisión, esto debido por que para muchas personas este medio es un referente para las diferentes acciones que tomen en sus vidas.

“No es dar la noticia de primero, sino saberla dar” dice el periodista Guido Fernández en el libro Agonía a la hora de Cierre. Y esto es muy cierto, mientras uno como periodista se encuentre más informado, mejor se transmitirá la información tanto a lectores, televidentes o radioescuchas.

El título del libro puede ser uno de los principales factores, “Agonía a la hora de Cierre”, ya que por el tiempo (más en televisión) de presentar la noticia, los periodista se pueden dejar llevar por rumores que se presenten en la escena del hecho, sin esperar una versión oficial.

Recuerde que nos puede seguir a través de TWITTER, http://www.twitter.com/ensegun2

Anuncios