Foto tomada de video  erótico de Karina Bolaños. Youtube 

Por: Enrique Rivas Leyva

 

 

¿Será que el Gobierno tiene miedo de dar la cara y tomar acciones por actos realizados por funcionarios públicos? Pues en lo personal, creo que sí.

Bien dicen que en Costa Rica no hay escándalo que dure más de tres días, pues esto parece ser cierto. Un policía sube fotos de tendencia nazista a su perfil de facebook, es despedido por otros motivos, y al final no pasó a más.

Lo último, y el polvorín de las redes sociales, fue el video erótico que realizó la ex viceministra de Juventud, Karina Bolaños, el cual le costó su puesto dentro de esa cartera. En menos de 6 horas el video se convirtió en un gran viral, algo que más de una agencia de publicidad hubiese deseado poder realizar con las marcas que tratan de introducir en redes sociales.

Pero detrás de estos escándalos públicos, además del morbo que generan los temas, se puede decir que las autoridades del Gobierno no se quieren amarrar los pantalones por acciones realizadas por sus funcionarios.

A como lo publicó CRHoy.com, en el caso del policía que empezó a subir fotos con tendencia nazista, en su perfil de facebook, fue despedido por llegadas tardías y no acatamiento de órdenes. Estas habían sucedido 6 meses antes de que salieran a la luz estas fotografías.

La gran incógnita: ¿Si las fotografías no aparecían, esos actos quedaban inmunes y no pasaban a más? Y digo esto porque el motivo que luego el ministro de Seguridad, Mario Zamora, informó a los medios de comunicación sobre el despido del policía era uno y tajante: se le despidió sin responsabilidad patronal por 3 ausencias al trabajo.

Esta semana vuelve a estar en la palestra nacional de las redes sociales un tema “candente” que involucra al Gobierno. Se “filtró” un

Medios a nivel mundial informan sobre destitución de Bolaños. Foto tomada de RadioReloj.

video íntimo de la ex viceministra de Juventud, Karina Bolaños. ¿Cuál fue la decisión más “acertada” que tomó la presidenta? Despido inmediato por este video.

Pero curiosamente la ministra de Trabajo, Sandra Piszk, explicó por la cadena CNN en Español el verdadero motivo por el cual se dio el despido de Bolaños: Se le separa porque existe una denuncia ante los Tribunales de Justicia por acoso, donde tenía medidas cautelares desde hace 50 días.

El día de hoy el periódico La Nación publicó  una declaración del ministro de Cultura ex jefe de Bolaños, Manuel Obregón, en donde dice que se investiga las acciones que realizó hace un año por uso excesivo de su celular, en el cual se pagó por parte del ministerio ¢3.3 millones de colones. Declaración que va de la mano con la versión de Piszk, al afirmar que el video no causó el despido sino otras acciones realizadas en el pasado.

Volvemos al mismo punto ¿Por qué no se juzgo a Bolaños por gastar ¢3.3 millones de colones en un mes en el pago del

celular? ¿Si no se filtra el video nunca se investiga el uso de ese teléfono? (que por cierto era discrecional).

Y entonces ¿Qué pasó con la versión de la presidenta respecto a que se iba debido al video? ¿A qué se debe que la ministra de trabajo cambie el motivo?  ¿Miedo por parte del gobierno para asumir verdaderos actos realizados por sus funcionarios? ¿Por qué buscar trapos sucios del pasado para utilizarlos como excusa frente a los despidos?

Estas y otras interrogantes por el momento no tendrán respuestas, y más cuando la señora presidenta, luego de que su grupo de comunicación convocara a conferencia de prensa del siempre conocido Concejo de Gobierno de los martes, se abstuviera de responder sobre este tema.

Una mala decisión tomada, dicen algunos, con pensamiento machista poniendo a Costa Rica – a nivel mundial –  como una sociedad misógina.

Así como en redes sociales el video “subió como la espuma”, una campaña a favor de Karina Bolaños también lo hace. “Todos somos Karina” es el nombre de la página que se encuentra a favor de los derechos de la ex jerarca, la cual a este momento cuanto con 1821 seguidores y va para arriba.

Si bien es cierto nadie es perfecto, pero el actual Gobierno no ha logrado levantar su imagen y menos cuando utilizan armas como buscar malas acciones del pasado para no tener mano firme en las acciones que realizan sus funcionarios.